Dos meses han sido suficientes para valorar el proyecto y adecuarlo tanto a las posibilidades nuestras como al reclamo. El proceso de fotografiar y editar cuesta más de lo que pensaba por lo tanto vamos a mover el proyecto a una vez al mes, con límite 25 personas en Madrid.

También limitar y concentrar a las personas cumple con una de mis premisas, generar sinergia entre los participantes. Igual que en las lanzaderas de empleo, de las que hemos aprendido mucho. Si la gente se junta, se apoya y se complementa, puede salir algo bueno de ello. Al igual que posibles contactos para futuros empleos.

Dos meses también han dado anécdotas y notas, la más negativa y escuchada varias veces es que si superas cierta edad parece que ya no entras en el perfil, por mucho empeño que pongas. Señores de RRHH, una persona con experiencia y conocimiento es útil, cambien esta mentalidad por favor.

Desde nuestro lado, vamos a seguir apoyando en la medida de la posible a este colectivo.

Un abrazo
J.